AlasViajeras.com

Traveling Wings in English

A dóndequieres

viajar

El cenote de Ik-Kil, piscinas naturales en Yucatán

México es uno de los países más fascinantes que existen. Y ya no solo por los restos arqueológicos de un pasado brillante y cuna de importantes civilizaciones. Su entorno natural es uno de los más sorprendentes del mundo y toda una sorpresa para aquellos que deciden viajar a México más allá de las grandes capitales del país y por su rica y tan exportada gastronomía. Los confines naturales del país azteca ofrecen al turista auténticas delicias como el cenote de Ik-Kil.

Situado muy cerca de la zona arqueológica de Chichen-Itza, Ik-Kil se ha convertido en un imán para los amantes de la naturaleza. Este cenote es visitado cada año por cerca de 1 millón de curiosos y es que sus cenotes están considerados como sagrados por la cultura ancestral del país.

Se trata de una especie piscina completamente redonda y con 61 metros de diámetro. Está piscina o cenote es una de las más grandes de toda la península de Yucatán, una región que puede presumir de albergar más de 3000 de estos agujeros, la cara más visible de la enorme cantidad de ríos subterráneos que existen bajo sus tierras.

¿Cómo se formaron estos cenotes que sirven como improvisadas piscinas de color azul brillante? Caracterizada la zona por su gran humedad, estos cenotes son cavidades en la roca calcaría que han ido filtrando el agua de la lluvia creando dichas lagunas subterráneas. Quedando sus paredes, a su vez, habitadas por una rica vegetación, lianas y diferentes tipos de plantas enredaderas que hacen las delicias de los turistas, que las usan para disfrutar de jornadas de baño. En sus inmediaciones, duchas, taquillas, vestidores, un restaurante y la venta de souvenirs, como no.

Visitar el cenote Ik-Kil, que al estar expuesto a la luz del sol ha desarrollado una gran variedad de especies en flora y fauna, es hacerlo a un lugar sagrado, un antiguo santuario de los sacerdotes maya. Hoy en día, es una de las grandes sorpresas que esconde al turista esta región mexicana.

Sergio Delgado – redactor www.alasviajeras.com