AlasViajeras.com

Traveling Wings in English

A dóndequieres

viajar

Jing-Jin-Ji, una nueva ciudad china con más de 100 millones de habitantes

Aunque parezca el escenario de una película de ciencia ficción, Jing-Jin-Ji es real. Una nueva ciudad china como con más de 100 millones de habitantes, enclavada en el corazón de Pekín y que corresponde a las obligadas necesidades de expansión de esta sobrepoblada capital.

China es el país más poblado de la tierra. Un territorio nada fácil de gestionar donde viven más de 1.300 millones de habitantes. Y una de sus ciudades más pobladas es la capital Pekín. Una ciudad donde en la actualidad residen 22 millones de habitantes, casi la mitad de la gente que vive en toda España. Pese a su tamaño, casi 17.000 kilómetros, la ciudad ha tenido que crecer hacia arriba, con grandes rascacielos capaces de albergar a un número cada vez más creciente de población, y sobre todo para atender al actual éxodo de gente procedente del mundo rural. Ni su flota de 70.000 taxis es suficiente, la contaminación aumenta cada año y los problemas de espacio empiezan a hacer mella en la calidad de vida de sus habitantes.

China vive en la actualidad un desarrollo más que insostenible y por ello las autoridades han decidido, obligatoriamente, ponerse manos a la obra para encontrar una solución. Esta pasa por expandir la capital y crear una megápoli o super ciudad en el área metropolitana de Pekín  que podría llegar a ser el lugar de residencia de más de 100 millones de personas. Su nombre Jing-Jin-Ji, por los caracteres finales en mandarín de Beijing y Tianjin, así como por el nombre tradicional de Hebei.

Jing-Jin-Ji se extenderá a la vecina ciudad costera de Tianjin, que suma una población de 14 millones de personas a 140 kilómetros de distancia, y a la provincia de alrededor, Hebei, que cuenta con una superficie de 187.700 kilómetros cuadrados y 73 millones de habitantes. Ocupará 215.000 kilómetros, casi la mitad de España. Un ambicioso y multimillonario proyecto cara a asegurar esta región del país y evitar problemas mayores. Entre otras soluciones, sacar de la ciudad unas 1.200 empresas, entre ellas las más contaminantes y las que requieren mayor número de empleados, con el fin de reducir la polución y aligerar el tráfico.

Con Jing-Jin-Ji, Pekín repartirá sus servicios por las zonas limítrofes. Ésta será el centro político, cultural y tecnológico internacional, Hebei una zona residencial, turística y de manufacturas y Tianjin su puerto de salida al mar para las exportaciones. Y para mejorar las comunicaciones, se construirán nuevas autopistas y trenes de alta velocidad.

Sergio Delgado – redactor www.alasviajeras.com