AlasViajeras.com

Traveling Wings in English

A dóndequieres

viajar

La compañía aérea Emirates ofrece WiFi, telefonía móvil y SPA en sus vuelos

El concepto de vuelo tradicional ha cambiado gracias a la compañía de Arabia Saudí al incorporar las nuevas tecnologías y nuevos y exquisitos servicios, hasta ahora impensables en las grandes alturas.

Lo normal cuando se viaja en avión es permanecer con el cinturón abrochando leyendo, como mucho, un libro o una revista y tomar alguna bebida ofrecida por la tripulación de turno. Sin embargo ahora las cosas han cambiado y ya nos podemos conectar a internet desde las alturas,  hablar por teléfono desde el cielo e incluso disfrutar de una ducha Spa a bordo de un vuelo.

No contento con ser el aeroplano comercial más grande del mundo, el A380 también pasará a la historia de los aviones por ser el de más lujo. Al menos, una selecta gama de los 28 A380 pertenecientes a la compañía Emirates, la aerolínea más grande de los Emiratos Árabes Unidos y cuyo centro de operaciones está ubicado en el Aeropuerto Internacional de Dubái.

Desde hace pocos meses, aquellos viajeros VIP que deciden volar con uno de estos gigantes con alas pueden disfrutar de, por ejemplo, telefonía móvil durante el vuelo y hablar así de cómo está transcurriendo el viaje o solucionar problemas de trabajo desde su propia butaca.

Y todo ello gracias al sistema OnAir, gestionado por un socio de la compañía árabe y que permite también enviar mensajes de texto e incluso la transmisión de datos a través de sus dispositivos móviles personales, o lo que es lo mismo conectarse a internet empleando EDGE/GPRS a través de su proveedor de telefonía móvil. La itinerancia de datos mediante este sistema también está disponible.

Duchas Spa y suites con camas

La primera llamada para la posteridad se realizó a un número de China mientras el A380 de Emirates volaba a 11.500 metros de altitud por encima del Golfo Pérsico. Sin embargo, estas no son las únicas comodidades de este avión de 282 toneladas, también todo aquel viajero que le plazca podrá darse una ducha Spa en pleno vuelo como parte de la experiencia en Primera Clase, así como sets de ducha de ingredientes naturales y finas toallas de hilo con el objetivo de relajarse y llegar descansado a su lugar de destino.

Además el avión cuenta con una Planta superior dónde tomar una bebida, un aperitivo o vinos selectos como si se tratara de un tren de alta distancia. También dispone de menús elaborados por chefs de renombre o servicio de coctelería. Y para rizar el rizo, este avión tiene a disposición de sus clientes más selectos hasta pequeñas pero coquetas suites dónde, tras la puerta corredera, disfrutar de la intimidad del vuelo, luz regulable, tocador, armario y un minibar personal para hacer volar la imaginación.

Y sí les apetece echarse una cabezadita, el asiento se puede convertir en una cama con colchón incluido. Estas suites privadas están disponibles no solo en los A380 de Emirates,  también en los Airbus A340-500 y en muchos Boeing 777.

Vídeo

Sergio Delgado – redactor de www.alasviajeras.com