AlasViajeras.com

Traveling Wings in English

A dóndequieres

viajar

La torre de Pisa podría convertirse en un hotel de lujo

En agosto del año 1173, empezó a construirse uno de los mayores símbolos de Italia y su peculiar inclinación la han convertido en famosa. Ni tan siquiera en los 177 años que tardaron en levantarla, pudieron enderezarla. Se trata de la torre de Pisa que ahora, tras 850 años en pie, podría convertirse en un hotel de lujo.

La idea lo ha filtrado el diario “The Telegraph” que asegura que el gobierno italiano estaría pensando en convertir la famosa Torre de Pisa en un hotel de lujo, en uno de los hoteles más caros de toda Italia. Y todo para conseguir financiación para poder conservar su patrimonio. La idea ya ha levando un auténtico revuelto en Italia.

Hospedarse en las habitaciones de esta casi milenaria torre no sería nada barato. La torre solo estaría compuesta por una habitación por piso, que habría que remodelar y donde se controlaría sobremanera el exceso de visitantes para no perjudicar este Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1987. Pasar una noche en la Torre de Pisa costaría entre 20.000 y 50.000 euros, cifra apta solo para los grandes bolsillos.

La habitación más cara sería la última, con una impresionante vista de la Catedral de Pissa y de todo el conjunto arquitectónica de esta ciudad de mediano tamaño. Una habitación, eso sí, con terraza. El proyecto, incluso, ya tiene nombre, 3,99 Grados, que hace alusión a la inclinación de la Torre de Pisa.

Entre otras de las características del proyecto, se bautizaría cada una de sus estancias con el nombre de grandes personajes del Renacimiento. O lo que es lo mismo, las habitaciones recordarían a Rafael, Miguel Ángel o Leonardo da Vinci. Eso sí, el nuevo hotel no dispondría de cocina o comedor por las limitaciones propias del edificio aunque sí se establecería un sistema de canalización que permitiera la instalación de inodoros y duchas.

The Telegraph avanza, además, que un carpintero local se ha ofrecido a construir camas a la medida de las habitaciones para que el confort de los clientes. Y todo para seguir la estela de otros edificios históricos europeos que se han convertido en hoteles de lujo, como el Arco del Almirantazgo de Londres, alquilado en 2012 como hotel de cinco estrellas. Establecimientos con millonarios y lujosas marcas por detrás que con el pago del alquiler ayudan a las arcas italianas a conservar el extenso patrimonio arquitectónico del país.

Eso sí, las visitas de los turistas no se suprimirían sí se verían afectadas por la nueva función como hotel de lujo de la torre inclinada de Pisa. El proyecto cuenta que solo podrían acceder a la escalinata de la torre durante dos horas al día –momento en el cual se arreglarían y asearían las habitaciones.

Sergio Delgado – redactor www.alasviajeras.com