AlasViajeras.com

Traveling Wings in English

A dóndequieres

viajar

La vuelta al mundo en un pequeño velero

La vuelta al mundo en un pequeño velero

A sus 73 años, el sueco Sven Yrvind pretende pasar a la posteridad dando la vuelta al mundo en un pequeño barco de un metro de ancho y tres metros de eslora, comiendo sardinas y muesli y con la única compañía de sus libros y el mar.

La vida de Sven Yrvind no se entiende sin el mar. Este marino sueco de 73 años ha permanecido unido a él desde su más tierna infancia dónde ha aprendido todo en relación a la navegación e incluso a la construcción de barcos. Su edad no es ningún impedimento para que siga surcando los mares e incluso ya está batiendo la que se ha convertido en su nueva proeza: dar la vuelta al mundo en un pequeño velero de solo tres metros de eslora con el objetivo de marcar un nuevo récord y pasar a la posteridad.

Para ello, no solo tiene que hacer frente a las inclemencias de la naturaleza, si no a la soledad, el más duro de los enemigos para los marinos como él, “tengo un montón de libros conmigo. Y miro al horizonte y hablo con los peces y otros animales con los que me encuentro. Estamos tan bombardeados con información e impresiones en la sociedad actual que fuera en el mar se puede volver a lo que era antes, encontrar la paz”, ha llegado a declarar a una agencia de noticias.

Yrvind partió de la ciudad sueca de Västervik rumbo a Florida en un barco de poco más de un metro de ancho construido por el mismo. Durante meses, sus únicos alimentos en el mar Atlántico serán sardinas y baritas de muesli. Su pequeña barca no tiene motor y se encuentra a sólo 25 centímetros de profundidad en el agua, “el mundo sufre de delirios de grandeza, todo debe ser tan grande como sea posible. Quiero demostrar que los barcos pequeños son los mejores”, ha comentado el osado marinero, hijo de un oficial de la marina mercante y cuya primera vivienda fue un viejo pesquero de 10 metros en un puerto del Mar Báltico.

En la década de los 60, Yrvind empezó a trabajar de mecánico naval lo que le permitió ahorrar para comprar su primer velero a los 22 años, un barco de 4,75 metros de eslora por 1,70 de manga. Gracias a él, empezó su primera travesía por las costas de Suecia, Noruega y Dinamarca y pudo sobrellevar sin problemas los problemas físicos y naturales que se interpusieron en su camino. En los 70, construyó otro diminuto velero de madera, el Bris I con el que navegó hasta las Azores, la isla de Tristán de Cunha y la diminuta Santa Elena. E incluso llegó a trabajar en Inglaterra con Dick Newick, en el catamarán con el que Mike Birch ganaría la Ruta del Ron de 1978, o Walter Green, una eminencia de la época.

Uno de sus últimos viajes fue en 1989 al surcar el Atlántico navegando desde Suecia a New York vía Irlanda y Terranova, antes de contraer matrimonio y abandonar de forma puntual la navegación por el mar. En 2008 empezó a construir su actual barco, el Yrvind.com, el cual probó por primera vez en 2011 durante 45 días para recorrer la distancia entre las islas de Madeira y Martinica. El resultado fue tan satisfactorio que Sven tuvo claro que este barco sería el idóneo para realizar su viaje definitivo, navegar con el barco más pequeño de todo el mundo sin atracar en tierra. Para ello tendrá que superar la marca del italiano Alessandro di Benedetto, quien en 2010 dio la vuelta al mundo en un yate de 6,5 metros, más del doble del tamaño del barco de Yrvind.

Vídeo


Sergio Delgado – redactor de www.alasviajeras.com