AlasViajeras.com

Traveling Wings in English

A dóndequieres

viajar

Shengshan, la isla devorada por la hierba

Hubo una vez que en la isla Shengshan, una de las más de 400 pequeñas islas que existen al este de China, concretamente en la provincia de Zhejiang, habían vecinos. Éstos se dedicaban a la pesca y a la agricultura, un pueblo rural que conservaba un estilo de vida primitivo y sin cambio durante siglos. Sin embargo, un día la naturaleza ganó la batalla.

Shengshan nunca fue una isla próspera pero sus vecinos se las apañaban en un entorno que se repite en muchos puntos de China. Pueblos que viven por y para la agricultura y la pesca. Sin embargo, la década de los 90 trajo a esta remota isla desempleo y falta de oportunidades laborales, lo que provocó un éxodo nunca antes visto.

Poco a pocos sus habitantes acabaron por dejar la isla en búsqueda de una vida mejor migrando a la bahía de Hangzhou, más grande y mejor conectada. Hoy en día, la isla de Shengshan está considerada una de las islas fantasmas más fascinantes del planeta.

Una transformación que se basa en el abandono de la misma y en el hambre voraz de la naturaleza. En apenas 25 años, ha conseguido cubrir con un inmenso tapiz verde este pequeño islote que un día albergó centenares de familias y generaciones de pescadores.

En la actualidad, en la isla de Shengshan sólo quedan casas y algunas pequeñas construcciones. Calles con hierbas, edificios completamente verdes… como un césped gigante donde se ven enterradas por sus formas, casas y edificios. Un recuerdo de que alguna vez esta isla fue habitada.

A no muchos kilómetros de allí se encuentra Shanghái, un contraste  con la modernidad y el avance tecnológico irremediable. En Shengshan solo hay, de vez en cuando curiosos. Y mucha, mucha niebla que junto a su color verde y al poder de la naturaleza hacen de él un bello y misterioso pueblo fantasma.