AlasViajeras.com

Traveling Wings in English

A dóndequieres

viajar

Viajar al Parque Nacional de Simien (Etiopía)

Cuentan las leyendas del lugar que fue aquí, en las montañas Simien, donde nacieron los primeros etíopes. Y que entre sus antiguas rocas, aún se pueden escuchar las voces de antiguos ritos sagrados. Viajar al Parque Nacional de Simien es una visita al enigmático corazón de uno de los países más frondosos y naturales de África, Etiopía. ¿Te atreves a descubrirlo?El Parque Nacional de Simien es uno de los ocho parques naturales que existen en Etiopía y también uno de los más antiguos, creado en 1969. Todo un orgullo para los etíopes que se muestran convencidos de que poco ha cambiado este lugar en los últimos miles de años y que su vegetación y su geomorfología siguen intactas desde tiempos inmemoriales.

Con una extensión de más de 16.500 hectáreas, viajar al Parque Nacional de Simien, uno de los primeros lugares del mundo en ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO allá por los años 70, es trasladarse a la zona de Semien Gondar, dentro de la región de Amhara, uno de los lugares más primitivos del país. Concretamente está situado al norte del país, a unos 150 km de la ciudad de Gondar.

Uno de sus mayores atractivos es Ras Dashen, el pico más alto de Etiopía y el cuarto de África. Un lugar emblemático del continente con una de las mayores biodiversidades del continente, a pesar de la cada vez más recurrente presencia del hombre. La agricultura y la ganadería han alterado diferentes partes de esta zona.

Si decidimos viajar al Parque Nacional de Simien en Etiopía, nos encontraremos con una región de clima semi-árido, con menos de 600 mm anuales de precipitaciones, distribuidas de octubre a abril. Los visitantes del parque deben estar preparados para la posibilidad de días cálidos y fuerte sol. Mientras que los meses de noviembre y diciembre son los meses más fríos.

En él, podemos distinguir hasta tres tipos de vegetación que varían en función de la altitud del parque. Por ejemplo, en la más baja y rodeada de cultivos, los cedros son los protagonistas. Hasta 4.000 metros predominan los bosques originales de salvia y brezo y en la superior, pequeñas praderas con brezos gigantes de hasta siete metros de altura. Y todo con la compañía de especies endémicas como la cabra Walia, el lobo o zorro rojo etíope o el gelada, un primate. Algunos de ellos, en serio peligro de extinción. También más de 60 tipos de aves diferentes.

Y para los amantes del deporte al aire libre, un viaje al Parque Nacional de Simien en Etiopía es encontrarse con un inmejorable escenario para la práctica del trekking, con varios recorridos y categorías según la preparación del deportista.

Sergio Delgado – redactor www.alasviajeras.com