AlasViajeras.com

Traveling Wings in English

A dóndequieres

viajar

Es el museo por excelencia de la ciudad, dedicado al arte europeo y erigido en 1912. Se puede encontrar en la calle Voljonka, 12. El zar Alejandro III lo inauguró y se caracteriza por sus columnas atenienses y estilo sencillo, a diferencia de otros grandes edificios rusos. El Museo de Bellas Artes Pushkin posee más de medio millón de piezas, entre ellas pinturas impresionistas, arte egipcio y momias,... 

[+]

El monasterio más famoso de la ciudad y el más majestuoso. Está considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Está situado al sudoeste de Moscú, se fundó en 1524 por Vasilio III y en principio solo accedían a él mujeres del ámbito real que decidían tomar los hábitos. El Convento Novodevichi stá formado por cinco cúpulas y hasta la segunda mitad del s. XIX también fue utilizado... 

[+]

Se inauguró en 1935 y se ha convertido en vital para la comunicación de esta gran ciudad. No es para menos, tiene 165 estaciones y transporta cada día a 9 millones de personas. El metro de Moscú posee 12 líneas y recorre 270 km. Alguna de sus paradas son consideradas auténticas obras de arte subterráneas dignas de visitar como si fueran un museo más.  

[+]

Es el más popular de la ciudad y un lugar ideal y bucólico dónde escaparse más allá del bullicio de la ciudad. Su nombre hace referencia a un halcón que tenían los grandes duques de Moscú para cazar. Pedro el Grande fue su promotor y abrió sus puertas en 1878. El Parque Sokolniki tiene una extensión de seis kilómetros cuadrados, tiene fuentes y estanques, atracciones y puestos de comida... 

[+]

Lenin es una de las grandes figuras rusas de todos los tiempos y el país fue consciente de ello tras su muerte, construyendo este mausoleo en 1924 que alberga su cuerpo embalsamado. El Mausoleo de Lenin está ubicado en la Plaza Roja y se construyó en apenas tres días. Antes era de madera, pero se cambió para su mejor mantenimiento y se calcula que más de 10  millones de personas ya han pasado... 

[+]

Es la segunda vía más ancha de todo Moscú y la más conocida. Pasear por ella es conocer el estilo de vida ruso a pie de calle. Hoteles, grandes almacenes, instituciones del gobierno… forman parte de sus edificios. La Avenida de Lenin llega a atravesar cuatro distritos: el central, este, oeste y sudoeste, y está comunicado con el importante Boulevard Yakimanka. Toma su nombre, obviamente, del... 

[+]

Fue levantado en 1825 y se le conoce también como el “teatro grande”. Es el mayor de la ciudad y se construyó sobre el solar dónde se incendió el emblemático Teatro Petrovsky -por aquel entonces los teatros eran propiedad imperial-. Se representan obras de teatro, danza y ópera y la obra Cenicienta fue la encargada de inaugurarlo. El Teatro Bolshoi tiene cabida para 1.700 personas y es el... 

[+]

El zar Iván El Terrible la mandó construir y se tardaron hasta seis años en llevarla a cabo, a mediados del s. XVI. Es el templo ortodoxo por excelencia de la ciudad y un emblema de Moscú. Cuenta la leyenda que dicho zar dejó ciego al creador de la catedral, el arquitecto Póstnik Yákovlev, para evitar que levantara una construcción más bonita que esta. Sus cúpulas redondas, su multitud de... 

[+]

Centro neurálgico de la ciudad con unos impresionantes 23.100 m². Está situada en el barrio Kitay-górod y fue mandada a construir por Iván III. Está en una zona comercial y su construcción tuvo esa finalidad, servir como epicentro comercial a los rusos, aparte de para celebrar acontecimientos y coronaciones. La Plaza Roja es el km 0 de todo el país y, como curiosidad, su denominación “roja”... 

[+]

Primerísima parada obligada en Moscú. Se trata de un conjunto de edificios de carácter político y religioso formado por cuatro palacios y cuatro catedrales. La palabra Kremlin hace referencia a las murallas de la ciudad y fue lugar de residencia de la familia real moscovita. La Plaza de las Catedrales es el corazón del Kremlin y está rodeada de seis edificios, incluyendo tres catedrales como... 

[+]