Viajar a BURUNDI


Hoteles Hoteles Que ver Que ver Donde
comer
Donde
comer
Patrimonios
humanidad
Patrimonios
humanidad
Ciclorutas Ciclorutas Tráfico Tráfico Fotos Fotos Clima Clima

 

Burundi

Viajar a Burundi es trasladarse a uno de los países más pequeños de toda África, con apenas 27.000 kilómetros cuadrados pero donde, pese a ello, residen 9 millones de habitantes. Éstos hablan el kirundi y el francés, como antigua colonia belga que es el país de quien se independizó en 1962. Burundi se encuentra ubicado en la región de los Grandes Lagos de África, en el centro-sur del continente, y está habitado desde hace millones de años. Sin embargo, su formación como país no se dio hasta hace apenas cinco siglos gracias a las tribus Twa, Tutsi y Hutu. En el siglo XX fue colonizado por Alemania y más tarde por Bélgica, de quien heredó su lengua. El catolicismo es la lengua más profesada,  sus parajes naturales son la gran baza de su atractivo turístico y está dividido en 17 provincias.

El Gran Valle del Rift es uno de sus enclaves más importantes, el río Nilo y el lago Victoria son parte importante en un país en el que las lluvias escasean durante todo el año con una temperatura proclive a superar los 30 grados de forma habitual. El Monte Heha es el punto más alto de Burundi, que está dividido entre sabana y selva. Es, también, uno de los países más pobres del mundo y su economía se sustenta en recursos como  el uranio, níquel, cobalto, cobre y platino, la agricultura de subsistencia y la producción de algodón, té, maíz, batatas, bananas o mandioca, entre otros. La falta de infraestructuras, su clima árido y la casi inexistente industria hacen de este país, rico en naturaleza, no pueda despegar nunca ofreciendo con ello pocas probabilidades económicas y de calidad de vida a sus habitantes.

Su capital es Buyumbura, al lado del lago Tanganica y centro económico del país donde aglutina la industria, pobre, de cemento, jabón y del sector textil. Entre algunas de sus localizaciones destacan las playas sobre lagos de los Cocos, Saga y Karera. Viajar a Burundi también es dejarse caer por el museo geológico, el parque de los reptiles, el monumento Stanley, el museo Vivant o el lago Cohoha, aparte de hacer un safari y contemplar su impresionante naturaleza. Si hablamos de artesanía, como recuerdo para traérnoslo del viaje, podemos optar por objetos tallados en madera o la cestería. Y para comer, frijoles rojos, bananas, patatas fritas, arroz, guisantes y tapiocas. La carne escasea y está considerada un producto de lujo, la de cabra es la más corriente. Para postre, las variadas frutas como, por ejemplo, fresa, mangos, aguacates, chirimoyas, banana y maracuyá.

 

 

[+] MÁS INFORMACIÓN

Galerias

Memoria usada: 42056.7 KB de 46336 KB
Próximamente