Viajar a GRECIA


Hoteles Hoteles Que ver Que ver Donde
comer
Donde
comer
Patrimonios
humanidad
Patrimonios
humanidad
Ciclorutas Ciclorutas Tráfico Tráfico Fotos Fotos Clima Clima

Grecia

Viajar a Grecia es hacerlo a la cuna del pensamiento occidental. Su geografía está plagada de tesoros y de innumerables localizaciones calificadas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. También es considerada como epicentro del nacimiento de la democracia, la política, las matemáticas, la literatura, la ciencia, la historia, la filosofía y los Juegos Olímpicos. Está dividida en 7 administraciones diferentes, cada una en 13 periferias. Está situado al sur de la península de los Balcanes y la forman más de 11 millones de personas y las bases de su economía son los productos químicos, la agricultura -de la que es potencia-, minería, siderurgia, energía, tabaco y refinado de petróleo, entre otros. Cuenta con un clima típicamente mediterráneo y con 9.000 islas, islotes y afloramientos rocosos. El 50% del país está cubierto por bosques.

Debido a su pasado, el país ha desarrollado un turismo basado en la cultura y el arte, que ha dejado una huella de incalculable valor por todas las etapas que ha pasado esta región periférica del continente. Su capital es Atenas, que aglutina casi un tercio de la población total de este territorio. Viajar a Grecia es comprobar todo lo que el epicentro económico, político y social del país ofrece al turista. La Acrópolis, el Partenón y el tempo de Zeus Olímpico son las primeras visitas obligadas. También lo es el museo arqueológico nacional, el museo Benaki y contemplar el festival de Atenas, que se celebra cada primavera y verano dónde las artes invaden el espíritu de los griegos. Un tour por la Tecnópolis, por los jardines nacionales, los monumentos del ágora, el comercial barrio de la Plaka o el resto de sus números museos son otras opciones a tener en cuenta.

Saliendo de la capital, el turista debe planear otros viajes de interés en las innumerables localizaciones interesantes que ofrece el país heleno. La pintoresca isla Corfú o isla verde, Delfos, la turístico Íos, el enclave gay Mikonos, Itháki en el mar Jónico, Kozani en la región de Macedonia, Patras en el Peloponeso, Pélla -antigua capital del país y muy desarrollada-, la exclusiva Sartorini, Tesálonica - la segunda ciudad más importante del país y con uno de los puertos mediterráneos más importantes-, o las impresionantes ruinas de Tirinto, entre otras. Todas ellas bañadas por playas de aguas blancas que llaman al turismo extranjero hacia Grecia, auténtico salvavidas de su maltrecha economía.

Entre los productos típicos que comprar en un viaje a Grecia son habituales el aceite de oliva, la miel, el vinagre o bebidas alcohólicas como el ouzo o el tsipouro, para los más valientes. Las hierbas conforman un gran y diverso mercado en el país. Como souvernis, joyas de oro y plata, reproducciones arqueológicas y jarrones. Las principales zonas comerciales del país son Plaka, Kolonaki, Monastiraki y los alrededores de la plaza Sintagma.

La gastronomía griega es eminentemente mediterránea dónde los tomates, las berenjenas, las judías verdes, los pepinos  y las cebollas están en muchísimos de sus platos. La carne de cordero es la más usual así como el queso y las sopas a base de lentejas y frijoles. La musaca -una especie de lasaña con berenjenas-, es muy popular como también lo es el pastitsio, pastel de pasta al horno con varias capas con carne, tomate, canela y bechamel, entre otros ingredientes.

 

[+] MÁS INFORMACIÓN

Galerias