Saltar al contenido

Las 10 ciudades más tolerantes

En pleno siglo XXI, 76 países siguen considerando la homosexualidad como un delito, la mayoría de ellos localizados en África y Oriente Medio. Europa y América del Norte siguen siendo los territorios más tolerantes con una comunidad que aún sufre de ostracismo social, penas de cárcel y de fuertes humillaciones públicas por el mero hecho de mantener relaciones sexuales y/o sentimentales con personas de su mismo sexo. Irán, Arabia Saudí y Yemen, en Asia o Mauritania, Sudán, y las regiones del norte de Nigeria y el sur de Somalia, en África penalizan, inclusive, la homosexualidad con la pena de muerte.

Y es que la homosexualidad es algo tan antiguo como el origen del hombre. En la prehistoria, los padres de los más jóvenes encomendaban sus hijos a un guardián para que lo formase en la caza. Las relaciones homosexuales entre ambos eran muy habituales, vistas como un paso del joven hacía la madurez y donde pinturas halladas han dado buena muestra de ello. En el antiguo Egipto, se sabe que la homosexualidad estaba estrechamente vinculada a la prostitución más subversiva y que solo una elite podía pagar. El arte y la literatura que se conserva han podido dar una pista de cómo era la homosexualidad en esta sociedad ancestral -por ejemplo, en 1964 se descubrió en la necrópolis de Saqqara, una tumba en la que se representaban escenas de la vida cotidiana de una pareja de manicuros (Niankhkhnum y Khnumhotep) empleados en el palacio de Rey Niuserre (V dinastía) alrededor del 2.400 a.C.-, mientras que en la época griega, era normal encontrar “parejas” formadas por un chico joven en pleno desarrollado hormonal con un hombre maduro que se hacía cargo de su educación política y moral, como por ejemplo el Emperador Adriano y su amante, un muchacho inverbe llamado Antinoo. Cuenta la leyenda que cuando el joven murió ahogado en un rio, Adriano estaba tan enamorado que alzó templos en su honor y llegó a fundar una ciudad, Antinoopolis, en su nombre. Aunque esa relación no solo era cosa de emperadores, sino que también se daba en la gente de a píe. Intelectuales de la época como Virgilio u Ovidio ensalzaban el contacto homosexual en sus obras. El hombre que asumía el rol de activo era considerado más inteligente que el pasivo. Eso sí, la homosexualidad femenina estaba muy mal vista. La mujer solo estaba para reproducir. Por su parte, los romanos de la época también contemplaron la homosexualidad. No solo se podía observar en las famosas termas y fiestas privadas, si no en el ámbito del poder. Emperadores como Octavio o Marco Antonio tenían amantes masculinos.

Pero, ¿y en la actualidad? ¿qué ciudades del mundo son las más tolerantes? Leyes a favor del matrimonio homosexual e incluso permisivas con la adopción de niños, equidad respecto a los derechos sociales o amplios e históricos barrios famosos por su libertad sexual y la tolerancia de sus gentes. En el turismo, el turismo gay representa el 10% del flujo mundial de viajeros, según la Organización Mundial de Turismo (OMT) y el 15% del gasto total del sector.

Sidney

10. Sidney

La segunda ciudad más importante de Australia es la imagen viva de la libertad sexual del continente oceánico. Desde la abolición de una ley que prohibía la homosexualidad en los años 80, la creciente importancia del barrio rosa de Darlinghurst ha consolidado a esta ciudad de inmensas playas y gran calidad de vida en la más gay friendly del país. La otra zona de Newtown y la celebración de su famoso Mardi Gras también han colaborado a ello.

Tel Aviv

9. Tel Aviv

Aunque por razones religiosas, el matrimonio homosexual es impensable en Tel Aviv, la comunidad LGTB (Lesbianas, gays, homosexuales y transexuales) vive en la segunda ciudad más importante de Israel todo un oasis en mitad del conservador Medio Oriente. Conscientes de la pujanza de la ciudad, el gobierno destina alrededor de 100.000 dólares, o sea la tercera parte de su presupuesto de promoción internacional, a atraer turistas gays, ayudados por sus vistosas playas. Además, los gays pueden servir en las fuerzas armadas y en el Parlamento, y disfrutan de una serie de derechos familiares relacionados con la herencia y las prestaciones sociales.

Nueva York

8. Nueva York

La “capital del mundo” se ha convertido en los últimos años en la imagen del ambiente gay más sofisticado. La city americana es todo un imán para gays de medio mundo que han visto como los locales de ocio nocturno y los negocios orientados a ellos han proliferado de forma significativa. Al lado oeste de la famosa Manhattan, Greenwich Village es para los americanos el símbolo de la tolerancia de este país desde los movimientos  de liberación gay de los años 60 que marcaron el devenir de esta comunidad en EEUU.

Londres

7. Londres

La conservadora ciudad británica tiene en el famoso soho londinense una de las más importantes concentraciones LGTB de toda Europa pero no solo ahí. Las fiestas LGTB se han multiplicado en una ciudad donde la tolerancia ha aumentado significativamente respecto al Londres de hace solo unas décadas. En su conjunto, Inglaterra ha visto cómo ciudades tan emblemáticas como Manchester, Newscastle o Brighton, han reservado importantes y caros barrios para el ocio, el disfrute y la vivienda del público homosexual. Londres es, además, uno de los primeros lugares donde las parejas de hecho se convirtieron en legales.

Ciudad del Cabo

6. Ciudad del Cabo

Otro oasis en un continente, el africano, caracterizado por su poca “amabilidad” respecto al público gay. En esta ciudad de Sudáfrica hay 50 hoteles gays, más de 20 clubes de ocio para homosexuales y una población que destaca por la tolerancia con sus habitantes LGTB y este tipo de turismo. Eso sí, de derechos y leyes mejor no hablamos.

Mykonos

5. Mykonos

Esta isla de Grecia es uno de los destinos turísticos mundiales por excelencia y el turismo “rosa” significa prácticamente la totalidad de los ingresos de la isla, donde sus habitantes están encantados con este público. Perteneciente a las Cícladas y todo un paraíso en el mismo mar Egeo, Mykonos brilla pos sus aguas cristalinas y sus extensas playas como, por ejemplo, Elia, Agrari, Ornos, Paradise, Lia o Psarou. La sofisticación de sus lugares de ocio y hoteles es otra seña de identidad en este oasis de libertad sexual.

 Berlin

4. Berlín

La excelente comunicación de la capital de Alemania y la tolerancia de sus gentes hacen de Berlín una de las ciudades más gays de toda Europa. No pasa nada por decir que eres gay en Berlín, su población está acostumbrada –siempre hay excepciones- y por ejemplo, el mismo alcalde Klaus Wowereit, es gay declarado públicamente. No existe un barrio exclusivamente LGTB en Berlín, la extensa opción de ocio que presenta la ciudad se reparte por toda su geografía. La zona oeste de la ciudad aglutina la mayor cantidad de bares. Schöneberg y Kreuzberg son los barrios más tolerantes.

Madrid

3. Madrid

Barcelona, Sitges, Maspalomas, Ibiza o Torremolinos son los puntos clave en los lugares de ocio del público LGTB que decide venir a España en busca de este tipo de turismo. Pero sin duda, es la capital de España, Madrid, es la ciudad más tolerante de todo el país. Con unas bastante recientes leyes a favor de los derechos de los homosexuales, el cambio social de España respecto a este tema –con una dictadura no muy lejana-, es una de las mayores transformaciones vividas en la historia contemporánea europea. El barrio de Chueca y sus innumerables negocios y locales gays es la imagen viva de la tolerancia para este sector de la población y sus vecinos conviven con ello sin altercados. La celebración del Orgullo gay es, también, una de las mayores del mundo y vuelca a la ciudad en su celebración.

San Francisco

2. San Francisco

Es una de las ciudades, por no decir la que más, con la mejor calidad de vida de los EEUU y también la que reúne a más gays y lesbianas por metro cuadrado. San Francisco siempre ha sido la viva imagen de la tolerancia y la diversidad sexual americana y todo gracias, primero al movimiento hippie y, más tarde, al homosexual que inundó sus calles. El distrito de Castro es todo un icono en la cultura americana y todo comenzó cuando la Armada de Estados Unidos envió este barrio a miles de hombres en servicio con condición homosexual durante la Segunda guerra mundial tras ser descartados por ello. Muchos se quedaron allí  y así empezó todo. Más tarde las reivindicaciones de Harvey Milk en los años 70 auparon aún más a esta ciudad como icono de la tolerancia.

Ámsterdam

1. Ámsterdam

La ciudad más tolerante del mundo es Ámsterdam, en Holanda. Y no solo por el tema de las drogas y los permisivos locales de prostitución tan famosos. Ámsterdam es pionera en el mundo en cuanto a uniones civiles (1998) y el primero en legalizar el matrimonio homosexual en el mundo (2001) con derechos de adopción sin cláusulas ni sobrenombres. Zonas como Rembrandtplein, Kerkstraat, Warmoestraat y la larga y medieval Reguliersdwarsstraat son las principales. Incluso la ciudad tiene su propia oficina de turismo rosa (Pink point).

Sergio Delgado – redactor de www.alasviajeras.com