Saltar al contenido

Cómo desenvolverse en Hanoi, la capital de Vietnam

Hoy nos trasladamos a Hanoi, la afrancesada y ordenada capital de Vietnam, gracias al relato que nos hacen los chicos de Tienenojos.com, un completo y peculiar blog de viajes que aparte de ofrecer consejos para viajar y curiosidades de los destinos en cuestión, se preocupa más por descubrir y aprender de las personas que se van encontrando por el camino. Y que son, el complemento perfecto a los paisajes y lugares que visitan. Más allá de ofrecer una visión sobre los monumentos y sitios de interés que ver, nos ofrecen un auténtico catálogo de cómo desenvolverse en cada uno de sus destinos.

Ruta en moto por el norte de Vietnam

Etapa 1

Hanoi – Moc Chau

Carretera 6 – Pasando por por Hoa Binh y Mai Chau

193 km / 9 horas

Debido a la continua lluvia no pudimos hacer fotos, así que las fotografías de este artículo pertenecen a otros días de la ruta en moto.

6:00 am > Diluvia… goteras en la habitación.

7:30 am > Sigue diluviando.

8:00 am > Chispea… podemos por fin salir del hotel en busca de nuestra moto.

La mañana comienza mal, ¿por qué no decirlo?… muy mal, asquerosamente mal… Queríamos salir muy pronto para evitar las horas de mayor tráfico pero la lluvia retrasa nuestra salida de Hanoi. Una mujer en una esquina con una botella de gasolina nos llena el depósito después de dejar nuestras mochilas en el Shin Café del número 24 de la calle Ly Quoc Su, donde nos las guardan hasta que volvamos.

La salida de la ciudad no fue fácil pero tampoco tan difícil como creíamos. Nos fundimos con la marea de motos y damos un rodeo por una zona nueva hasta desubicarnos. Preguntamos unas cuantas veces y, por fin, localizamos la calle principal por donde tenemos que salir de la ciudad. Comienza de nuevo a caer una lluvia monzónica.

Cuando llueve así es muy curioso ver como las motos desaparecen de la carretera y se resguardan hasta que pase la tormenta. Solo unos pocos se animan a seguir en la carretera, entre ellos nosotros: total, ya estamos completamente mojados…

Una hora después ya estamos en las afueras de Hanoi. El paisaje cambia por momentos. La etapa comienza con una carretera llana y polvorienta. Empezamos a comernos todo el polvo y los bichos que impactan contra nuestras caras, hasta que paramos a ponernos las mascarillas. Pasamos a la altura de Hoa Binh y comienza de nuevo a llover a cantaros. Nos resguardamos un rato en una gasolinera y llenamos el depósito. Como no tiene pinta de escampar, retomamos la ruta enfundados en nuestros chubasqueros XXXL que son tan grandes que parece que vayamos a echar a volar.

La carretera es nuestra!!! Bueno… y de unos cuantos camiones lentos. Vamos con cuidado porque se camuflan entre la densísima niebla y la lluvia. Algunos llevan las luces encendidas pero otros no, así que nuestra velocidad punta pasa a ser de unos 10 km/h porque la visibilidad es de apenas 20 metros.

Deja de llover y nos animamos a parar en un bar de carretera a comer el famoso Pho bo (phở bò).

Pho bo, este plato tan típico, es fácil de encontrar a casi cualquier hora. Constituye una de las comidas más comunes. Se trata de un caldo elaborado a fuego lento con cebolla, jengibre, huesos, anís estrellado, clavo, canela y cangrejo de río aunque los ingredientes varían al gusto del cocinero. Se acompaña con fideos de arroz y carne… muy rico, pero estos enormes bols no hay quien se los acabe.

Poco más tarde, estamos un poco perdidos así que paramos a preguntar a un amable señor que nos indica en nuestro mapa que nos hemos pasado Mai Chau hace 20 km. Era una de las paradas que queríamos hacer pero decidimos seguir hacia Moc Chau ya que vamos mal de tiempo y no queremos que se nos haga de noche.

Llegamos a Moc Chau por fin a las 18:30 h, 9 horas y 193 km después de nuestra salida desde Hanoi. El pueblo es pequeño y miramos en los dos hoteles que hay. Finalmente nos alojamos en una Nhà nghi (nhà nghỉ: guest house) llamada Huong Lan (Hương Lan) donde nos atiende un chico muy amable y atento.

La habitación está sucia y el baño también pero en estos pueblos no hay mucho donde elegir y los precios son imposibles de regatear por la falta de competencia. Es lo que pasa cuando decides salirte de los caminos trillados del país. Mientras hacemos el check in en la recepeción, una enorme cigarra se posa en mi cabeza y acaba en la pierna de Xavi.

Misión cena: ¿Dónde cenar en un pueblo en el que cuando se pone el sol no hay nadie en la calle? Pues al azar: este mismo. Como no saben inglés, nos llevan a la cocina para enseñarnos lo que tienen. Les señalamos pollo y arroz así que hoy cenaremos otro de los platos típicos vietnamitas, el Com ga: pollo con carne… o mejor dicho: pollo con huesos… y no me extraña, viendo a las escuálidas gallinas que tienen por aquí… Sacamos el portátil para empezar con el diario de viaje y una señora se interesa por el pc. Le enseño unas fotos del viaje a las Islas Lofoten (Noruega) y se divierte como una niña y nosotros nos divertimos contemplándola. — Mira qué gallina más gorda!!! — Laaaaaa laaaaaa laaaaaaa — nos parece entender…

Cenamos acompañando nuestros Com ga con cola y cerveza y nos despedimos de la simpática señora… mañana tenemos que madrugar. Dos simpáticas cuarachas nos dan las buenas noches cuando salen de la podrida puerta del baño.

Gastos

Gasolina = 95.000 VND { 3,21 € }

5 días guardando las mochilas en un Shin Café = 150.000 VND { 5,07 € }

2 Pho bo (phở bò) = 60.000 VND { 2,03 € }

1 noche en habitación doble en guest house Huong Lan = 200.000 VND { 6,76 € }.”

Sergio Delgado – redactor www.alasviajeras.com

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *