Saltar al contenido

Cruzar las aguas del río Hudson en bicicleta

Ya es posible gracias al proyecto llevado a cabo por Judá Schiller. Se trata de una iniciativa que pretende buscar otros carriles menos transitados por ríos y lagos. La aventura se está extendiendo por Estados Unidos.

Pensábamos que lo habíamos visto todo pero la lista de Viajes Extraordinarios continúa y esta vez en la ciudad de Nueva York. Hasta ahora, los caminos de montaña, los parques o los carriles para las bicis habían sido los lugares idóneos para dar una vuelta sobre dos ruedas. Montar en bici es una de las actividades preferidas por gran parte de la población y uno de los medios de transporte más ecológicos.

Pero, ¿y si pedaleamos sobre el agua? ¡Ya es posible! O al menos esto es lo que ha conseguido Judá Schiller, un emprendedor de 37 años que, aparte de su trabajo como CEO y fundador de la agencia AIKO Design, ha decidido cruzar el famoso río Hudson de la gran manzana, a bordo de su bicicleta y sin hundirse.

¿Dónde está el secreto? Schiller ha convertido su bicicleta en una bicicleta de agua, manipulándola él mismo gracias a flotadores en cada una de las ruedas y empujándolos como normalmente se hace, pedaleando hasta la orilla. ¡Y qué orilla! El río Hudson tiene una anchura de más de 1 kilómetro y un intenso caudal medio de 603 metros cúbicos por segundo. Sin embargo, la aventura continúa al volver a tierra.

Schiller ya se ha convertido en la primera persona en la historia en cruzar este río sin barco o nadando. Y detrás de esta hazaña se encuentra un proyecto personal, BayCycle. Con base en San Francisco propone atravesar ríos y lagos montados en bici, “es el viaje perfecto. En lo que cuesta comprar un billete para el ferry, sentarse y bajarse… Con un poco de infraestructura esto podría ser aún más fácil y sin duda más barato que viajar en el ferry“, defiende el padre del proyecto. Y es que, que no hubiera sendas para cruzar el puente sobre dicho río y animar a la gente a encontrar otras rutas más apacibles le animó a llevar a cabo este proyecto.

Pero ahí no acaba la cosa, ya ha atravesado con el mimo método el puerto de Nueva York y la bahía de San Francisco. Ahora planea hacer lo propio en otras ciudades del país como Portland, Seattle o Los Ángeles. “BayCycle se trata de abrir los océanos, bahías, ríos y lagos que cubren dos tercios de nuestro planeta para la gente que ama montar en bicicleta”, comenta. Los flotadores están diseñados por la empresa italiana Shuttle Bike y pesan menos de diez kilos. De momento ya se han hecho con unos cuantos gracias, en parte, a la participación ciudadana pero buscan recaudar otros 50.000 dólares para poder seguir ampliando el equipo.

Es un aparato que se recoge fácil, una mochila que puedes transportar sin problemas. Y se puede ir por el agua sin tener un barco“, comenta Andrew Dolan, uno de los aficionados a esta aventura. No todo han sido buenas noticias para el proyecto. Y es que algunas autoridades dudan de la seguridad de este novedoso sistema, y del impacto natural que puede tener un mayor tráfico sobre la vida acuática.

Sergio Delgado – redactor www.alasviajeras.com