Saltar al contenido

De España a México en remo, la travesía de Abraham Levy

Destino México. Esta fue la intención del aventurero mexicano Abraham Levy, un deportista y explorador popular en su país por recorrer toda la costa de México, Pacífico, Mar de Cortés, Golfo de México y Caribe en kayak. Su última travesía fue la de cruzar el Océano Atlántico llegando desde España hasta México.

La aventura comenzó el 12 de octubre de 2013 en el Puerto de Palos en Cádiz, España, a bordo de una sofisticada y tecnológica barca de remo propia del siglo XXI. La bautizó con el nombre d Cascarita y fue su única acompañante durante los seis meses en alta mar, hasta llegar en marzo del 2014 a Cancún, México.

En total, 11 mil kilómetros y más de 150 días donde Levy tuvo que sortear las inclemencias del tiempo, luchar contra la soledad y realizar un mínimo de ejercicio con el objetivo de aguantar lo mejor que pudo esta travesía. Y lo consiguió, “quiero retomar lo que hicieron los grandes exploradores y hacer la ruta del viejo mundo”, declaró momentos antes de su viaje.

Cascarita es una embarcación construida en fibra de carbón con un bote de 180 kilos de peso y 7,3 metros de eslora por 1,6 metros de manga. Posee una cabina hermética y remos de tres metros del mismo material. Y es para realizar esta travesía, Levy tuvo que ingerir hasta 7.000 calorías y diez litros de agua cada día para poder tener la energía suficiente y remar las doce horas diarias exigidas para cumplir dicho reto.

Con una cabina para descansar y dormir, Levy tuvo que atarse con cinturones para protegerse de vuelcos, además de desplegar un ancla dinámica parecida a un paracaídas, que le mantuvo la embarcación de frente al oleaje. Y al bordo de la misma un completo sistema tecnológico comandado por dos células solares especialmente diseñada para espacios marítimos.

También una pequeña estufa, prismáticos, un reloj para la navegación, una cámara para grabar la travesía, un GPS con mapas de navegación y para monitorizar la velocidad, otro GPS para el envío de SMS y un Smartphone y una Tablet con cubierta específica contra golpes y resistentes al agua. Después de recorrer 80 km diarios, Levy consiguió terminar con éxito su aventura.

Sergio Delgado – redactor www.alasviajeras.com

 

.