Saltar al contenido

El megayate de Benetton ya da la vuelta al mundo

Su valor en el mercado es de 24 millones de euros y acaba de verse en aguas españolas. A parte de su gran tamaño y sus lujosas posibilidades, no contamina gracias a un sistema especial de recogida de aguas y un sistema de última tecnología que reduce las emisiones de C02 al mínimo.

Después de décadas de intenso trabajo, llega el momento de una plácida y relajada jubilación, al menos para algunos. ¿Y qué mejor que disfrutarla sobre un megayate valorado en 24 millones de euros? Lo suyo le ha costado a Luciano Benetton poder disfrutar de semejante y abultado premio en la última etapa de su vida. Con una fortuna valorada que asciende a 2.900 millones de dólares –según otras fuentes, podría superar los 4.000 millones con toda facilidad- convertirse de la nada en uno de los hombres más ricos de Italia no ha sido nada fácil para este empresario natural de Treviso y presidente de la prestigiosa marca de ropa Benetton hasta el año pasado, justo cuando le pasó el mando a su hijo Alessandro.

Aprovechando lo que su esfuerzo la ha costado, Benetton decidió mandar a construir un megayate de 24 millones de euros y recorrer aguas internacionales hasta dar la vuelta al mundo. En España, se la acaba de ver en La Coruña –aunque debido a una avería- procedente de Cascais (Portugal) y con dirección a Bergen (Noruega) aprovechando el buen tiempo que, al menos, vuelve a lucir en el sur del continente. Tribu, que es como se conoce a esta imponente embarcación, consta de cinco suites, gimnasio, sauna e internet a bordo, entre otros privilegios.

Construido en el año 2007 en los prestigiosos astilleros italianos Mondomarine, bajo diseño exterior de Mondomarine Sydac, Luca Dini y Massimo Vignelli e interior por Studios Lissoni, puede presumir de tener 51 metros de eslora, 10 de manga, transportar hasta ocho personas más otras doce de tripulación y dos motores Deutz-MWM que alcanzan los 1.234 caballos proporcionándole una velocidad máxima de 15 nudos.

Tribu tiene otra característica especial: no contamina. Concienciado con su entorno, tal y como ha representado siempre su firma de ropa, está dotado de un sistema especial de recogida de todas sus aguas. Éstas son tratadas en contenedores y almacenadas durante varias jornadas. También posee un sistema de última tecnología que reduce las emisiones de C02 al mínimo, una de las exigencias que su propietario puso antes de su construcción. Para los interesados, por 150.000 euros a la semana será posible navegar en él.

Vídeo

Sergio Delgado – redactor de www.alasviajeras.com