Saltar al contenido

El misterio de los guerreros de Siam

Descubiertos hace cuatro décadas, estas figuras de terracota fueron enterradas hace más de dos mil años para reafirmar el poder y la inmortalidad del primer emperador de China, Qian Shi Huang.

En el monte Lí, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Xian, al noroeste de China se encuentra uno de los mausoleos más apoteósicos y fascinantes de la Tierra. Se trata del de Qin Shi Huang, un gigantesco recinto funerario que aguarda su tumba, la del primer emperador de la China unificada y perteneciente a la dinastía Qin que vivió 200 años antes de Cristo.

El llamativo emperador dedicó hasta 38 años de su vida en construir el mausoleo, que cuenta con más de 2 kilómetros cuadrados de superficie, además de otras 181 tumbas extendidas por toda la zona. Con una extensión de 60 kilómetros cuadrados, cuenta la leyenda que para levantarlo se necesitaron más de 700.000 obreros. Éstos siguieron el plan urbanístico de la ciudad de Xianyang, antigua capital de la dinastía Qin.

Pero, sin duda, por lo que es verdaderamente conocido este mausoleo, que permaneció enterrado y olvidado durante más de 2.000 años, es por sus famosos guerreros de terracota. 7.000 figuras de guerreros y caballos en tamaño real que fueron enterrados junto a la tumba de Qin Shi Huang. Fueron descubiertas en 1974 y declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987.

El gran foso cuenta con una superficie de 200 metros de longitud y en él, se enterraron estas estatuas como homenaje al emperador. Se pensaba que estas figuras de terracota, de las cuales aún hoy en día muchas se encuentran sin desenterrar, protegían al emperador y este reafirmaba, aún después de muerto, su poder respecto a las tropas del Imperio.

Aunque la policromía de las figuras no ha podido sobrevivir con el ineludible paso del tiempo –estaban pintados en diferentes colores, sobre todo de púrpura-, sí que lo ha hecho su detallismo. Alguna de éstas llevan armas reales, lanzas, escudos, corazas y accesorios y ninguna es igual que otra. Considerado todo un misterio arqueológico vinculado a este emperador, creador de la Gran Muralla China y obsesionado con la inmortalidad.

Pero no solo se han encontrado guerreros, también figuras de músicos, concubinas, escribas y oficiales, así como de numerosas tumbas e incluso un palacio. Según diferentes informaciones, dicho mausoleo tendría forma de pirámide de tres pisos y 76 metros de altura. Y dentro de ella, se encontraría una cámara funeraria con la tumba del emperador. De momento, los arqueólogos no han podido llegar hasta ella por lo que el misterio continua.

 

Summary
El misterio de los guerreros de Siam
Article Name
El misterio de los guerreros de Siam
Description
Descubiertos hace cuatro décadas, estas figuras de terracota fueron enterradas hace más de dos mil años para reafirmar el poder y la inmortalidad del primer emperador de China, Qian Shi Huang.
Author
Publisher Name
AlasViajeras
Publisher Logo