Saltar al contenido

Se construye el nuevo yate privado con más eslora del mundo

Se construye el nuevo yate privado con más eslora del mundo

El nuevo super yate supera al de Roman Abramovich, el dueño del Chelsea y su coste podría ser el doble del de éste, 600 millones de euros. Cuenta con las últimas tecnologías y 180 metros de eslora.

El magnate Roman Abramovich no debe estar nada contento con la noticia que ha salido publicada hace unos pocos días, su embarcación Eclipse ya no es el yate de privado con  más eslora del mundo. Desde el astillero alemán, Lürssen ha salido ya el que promete convertirse en el nuevo rey de los mares, Azzam, un gigante de 180 metros de eslora, 20 más que el de Abramovich. El estudio de diseño italiano Nauta Yachts y el interiorista francés Christophe Leoni, han sido los encargados de la creación de este superyate que ha tardado en construirse nada más ni nada menos que dos años y 4 meses y que ocupa la extensión de dos campos de fútbol.  En la actualidad, sus fabricantes se hayan fijando los últimos flecos y realizando los últimos test de navegación para entregárselo a su propietario, que prefiere permanecer en el anonimato aunque se sospecha que podría tratarse de familia real de Abu Dhabi, aunque estos aún no han confirmado esta información. Y es que ese mismo nombre de la embarcación fue utilizado por esta familia en el Abu Dhabi Ocean Racing en la última Volvo Ocean Race.

La potencia de este yate también sorprende, cuatro motores de grandes proporciones, dos de gas y dos de diésel, capaces de producir 94.000 cv y hasta 30 nudos de velocidad, lo nunca antes visto, disponiendo de un tanque de combustible de 1.000.000 de litros. ¿El precio? gigante también. El valor del mega yate podría estar rondando los 600 millones de euros y es que sus instalaciones no son para menos: dos helipuertos y varios salones de más de 300 metros cuadrados, 32 suites de invitados, discoteca, dos piscinas etc…

Todos estos superan al de Abramovich que cuenta, entre otros caprichos, con una suite de 300 metros cuadrados, dos discotecas, piscina de 16 metros de largo, radar y cristales antimisiles e incluso un sistema tecnológico que evita también la toma de imágenes por parte de los paparazzi. Se estima que le costó más 300 millones de euros y dispone de  una tripulación permanente a bordo de 92 personas.

Os adjuntamos un video de este coloso del mar:

Sergio Delgado – redactor de www.alasviajeras.com