Saltar al contenido

Un parque temático de Parque Jurásico en Australia

El creador del Titanic II pretende inaugurar un fastuoso parque temático en Australia basado en la famosa película de Spielberg. Para ello ya ha encargado en China la creación de 165 dinorobots.

Allá por 1993, el mundo se sobrecogía con el realismo que gracias a las nuevas tecnologías y a la astucia del director Steven Spielberg lograban los dinosaurios de la cinta Parque Jurásico, la adaptación cinematográfica de la novela de Michael Crichton de 1990. Llegaba a recaudar más de 900 millones de dólares alrededor del mundo –había costado 90- y no tardó nada en convertirse en una de las películas con más ganancias de la historia del cine y la dinolocura empezó a extenderse por todo el planeta.

Transcurridas ya dos décadas desde su estreno, y pese a que el fervor por estos prehistóricos animales ha disminuido con el lógico paso del tiempo, el filme introdujo a muchos en la afición por el conocimiento sobre la vida y la posterior extinción de estas grandes criaturas. Además, pocas películas han llegado a tales cifras recaudatorias y tal éxito de merchandising.

Pues bien, ¿por qué no completar este negocio con un gigantesco parque temático sobre la película? Al menos eso es lo que ha pasado el excéntrico multimillonario australiano Clive Palmer, que quiere plagar la costa norte de Sunshine Coast de Queensland de dinosaurios robotizados en un centro de ocio que podría llegar a ocupar las 150 hectáreas de extensión. Palmer ya es famoso por llevar acabo otra curiosa hazaña, la réplica del mismísimo Titanic, el ya famoso Titanic II que surcará los mares en unos años.

A falta de atar los últimos cabos y lograr los permisos oficiales finales, este magnate minero – del que se asegura tiene una fortuna que supera los 795 millones de dólares- ya ha encargado a China la creación de 165 de estas bestias, de alturas que podrían llegar a los 20 metros de altura y a los 1.200 kilos de peso. Todo ello con el objetivo de plasmar lo más idénticamente posible la grandiosidad y la temeridad de los extintos dinosaurios. Éstos moverán las colas, rugirán, y se moverán como los de la película de la Universal.

Este parque temático, del que asegura Palmer que será un gran éxito y reavivará la economía turística de la zona, pretende inaugurarse a finales de 2016.

Sergio Delgado – redactor de www.alasviajeras.com