Saltar al contenido

Un yate de cristal para los reyes de Holanda

Las familias reales europeas se pueden permitir (casi) cualquier cosa si hablamos de lujos y excentricidades a modo de grandes palacios, caros coches e inaccesibles embarcaciones. Y este es el turno de la familia real de Holanda. Feadship Royale será su próxima gran embarcación y con una particularidad, ¡será de cristal!

El invento procede del astillero holandés Feadship, conocido por sus arriesgados y caros diseños como el del desaparecido Steve Jobs. Ahora, Guillermo y Máxima podrán disfrutar muy pronto de una embarcación de 86 metros de eslora y una manga de 14 metros.

Pensado para llevar a bordo a los reyes de Holanda y a sus tres hijas, también contará con cuatro camarotes dobles más con todo lujo de detalles, donde la tecnología será la protagonista. Un yate de cristal para los reyes de Holanda que necesitará hasta 22 personas en la tripulación.

Otra de sus singularidades se centrará en que este barco podrá atravesar el océano Atlántico sin tener que repostar. Una autonomía que le asegura una velocidad de 17 nudos pese a su gran tamaño.

Su peculiaridad será el estar revestido de cristal donde destaca la tercera planta, en la que se encontrarán las estancias más exclusivas representadas en forma de cubo de cristal con una proa que se abre al mar con camarotes acristalados, ideales para contemplar las estrellas.

Ahora el cristal se emplea en los mejores edificios, por ello nuestros clientes también tienen el oportunidad de disfrutar de estos materiales en sus embarcaciones”, ha comentado el director de marketing de Feadship, Farouk Nefzi.

Este astillero holandés es famoso por su amplia experiencia en la construcción de embarcaciones de lujo de este tipo. La monarquía de Sha de Persia y la de Arabia Saudí, por ejemplo, han sido algunos de sus más famosos clientes. También la misma familia real holandesa, ya que en los años 30 construyeron el yate Piet Hein, un regalo de boda del pueblo holandés a la reina Juliana, abuela del actual rey holandés.

El yate de cristal de la familia real de Holanda no solo tendrá un uso privado. También está pensando para su uso público en cuanto a la realización de recepciones diplomáticas y comerciales en cualquier parte del planeta.

Sergio Delgado – redactor www.alasviajeras.com